¿Todavía no conoces los cursos MOOC?

Los MOOC, Massive Online Open Course en inglés y Cursos Masivos Abiertos en Línea en castellano, son cursos gratuitos o de bajo coste, dirigidos a cualquier persona y al alcance de cualquiera.El nombre tiene su origen en un curso organizado por Dave Comier y Bryan Alexander en 2008, en el que participaron más de 2000 alumnos y alumnas.

 

En lo que a las características de este tipo de cursos se refiere, estos cursos tienen muchas ventajas entre las que destacan las siguientes: se pueden estudiar muchos temas diferentes e interesantes (idiomas, arqueología, estadística, política, etc.) y se pueden encontrar infinidad de cursos diferentes que en un entorno físico tal vez no vayamos a tener nunca. Otra ventaja es la gratuidad de los mismos, puesto que hay muchísimos en los que la matrícula no tiene ningún coste, al contrario que la mayoría de cursos presenciales que se pueden encontrar en centros educativos ordinarios (academias, universidades, centros culturales, etc.).

 

Otro punto para destacar es la aportación de los MOOC en cuanto a la falta de tiempo que solemos tener. En general, casi todas las personas tenemos responsabilidades familiares, laborales, académicas, etc., lo que supone un obstáculo a la hora de poder realizar un curso de formación de manera presencial y en unos horarios herméticos. Por ello, los MOOC resultan una opción idónea ya que se pueden realizar desde cualquier lugar y momento, siempre que se disponga de una buena conexión a internet y en unos tiempos mucho más flexibles. Habría que mencionar también que existen muchos MOOC que están abiertos de manera continua o durante un largo período de tiempo para poder realizarlos, así como otros que tienen más de una edición al año.

 

Acerca de la metodología de enseñanza-aprendizaje de los MOOC podemos decir que es muy diversa. Existen clases particulares en las que los tutores online ofrecen clases personalizadas, clases magistrales o clases específicas para resolver dudas. Siendo esto así, está la opción de poder aprender con personas de otras partes del planeta y resolver o comentar dudas mediante foros o redes sociales que se utilicen en el transcurso del MOOC en cuestión. A continuación, dejamos a vuestro alcance los enlaces de plataformas que ofertan cursos MOOC. Para realizar cursos MOOC destacaríamos las siguientes plataformas que ofrecen una infinidad de cursos en una gran variedad de materias:

En definitiva, este tipo de cursos cuentan con muchas ventajas y gozan de una gran importancia en una sociedad que cada vez está más avanzada tecnológicamente. Es aquí donde entra el cambio de paradigma educativo, en parte gracias a la tecnología, donde el aprendizaje no finaliza al conseguir un título tras unos años de estudios profesionales. A día de hoy, el aprendizaje a lo largo de la vida y permanente sigue siendo una de las metas a alcanzar de muchos organismos gubernamentales como la Unión Europea, con ánimo de que la ciudadanía sea cada vez más activa, tenga la oportunidad de realizarse personalmente, pueda integrarse social y laboralmente y pueda adaptarse a diversos contextos.

 

En este sentido, los MOOC se están expandiendo y obteniendo cada vez más reconocimiento, no solo por las ventajas mencionadas anteriormente, también porque democratizan el acceso al conocimiento, facilitan el acceso a la formación en contextos muy diferentes y promueven la enseñanza y el aprendizaje colaborativo. A su vez, están actualizados en base a las demandas de la sociedad y del mercado laboral cambiante.

 

Llegados a este punto, podemos destacar el valor de los MOOC en la formación continua, aspecto que cada vez más empresas valoran e impulsan. Por esto, los MOOC son un valor añadido al curriculum vitae y cada vez más empresas los valoran favorablemente, sobre todo como un factor de motivación por parte de los aspirantes. Una de las razones por las que valoran la realización de cursos MOOC es también el desajuste de las titulaciones universitarias respecto al ritmo de cambio del mundo laboral. A causa de esto, cada vez más empresas valoran la motivación, las ganas de aprender, la creatividad y el talento por encima del prestigio del centro de estudios en el que los aspirantes se hayan formado.

Desde la Universidad de Nebrija ponemos a disposición de nuestro alumnado, profesorado y personas de administración y servicios, así como cualquier persona, 8 cursos MOOC en materias tan actuales como el Green Transport o la narrativa digital. Puedes consultar la información acerca de los mismos en los siguientes enlaces:

En conclusión, los cursos MOOC son una opción muy adecuada para seguir aprendiendo constantemente acorde al acelerado ritmo de cambio del mundo laboral y social. De ahí que estos puedan ser elementos de gran importancia y decisivos a la hora de reflejar la motivación, la actitud proactiva y la mejora permanente como profesional.

 

Ibon Gutiérrez

Gestor e-learning de Global Campus

Smart Campus 2019

El pasado 17 de mayo tuvo lugar en el campus de La Berzosa la primera edición del Smart Campus, una jornada organizada por Global Campus sobre humanismo digital en torno a estas tres líneas:

  • Pedagogía digital en aula
  • Aprendizaje en red y colaboración
  • EdTech: Innovación tecnológica

Varios docentes de Nebrija mostraron sus buenas prácticas, todas ellas originales e inspiradoras. Además, contamos con la participación de tres magníficos ponentes:

  • Pedro Llamas, director de preventa para Iberia de soluciones de experiencia de cliente, conla charla: “La Universidad del mañana, hoy. Del estudiante tecnólogo al trabajador renacentista”
  • Antonio Fernández-Coca, vicerrector de campus digital y transmedia de Universitat de les Illes Balears, con: “¿Aún sigues creyendo que solo lo digital te soluciona una buena estrategia docente universitaria?”
  • Rubén Sáez, fundador y CEO de TándemLab Marketing España y profesor del MOOC “Narrativa digital”, con la ponencia: “Los cursos MOOC o el humanismo posible en la era digital” 

Aquí podéis ver un pequeño resumen de unas jornadas que nos han sabido a poco… 

Muchas gracias a tod@s l@s participantes, ha sido un verdadero placer aprender, reflexionar y debatir con vosotr@s.

¡El próximo curso volveremos con Smart Campus 2020!

 

Global Campus Nebrija

Employability and linguistic competence: the importance of certifying a C1 level of English in a globalised world

Author: Melisa Téves

 

 

In today’s job market, having a good level of English has turned from being a desirable tool that provides added value to a candidate’s resume, to becoming indispensable when finding a job or accessing a better paid position. According to a recent report by Infoempleo and Adecco —published last October— 34.84% of job offers demand knowledge of at least one foreign language. Furthermore, this report reveals that English is an essential requirement in 93.66% of those offers; a fact that consolidates English as the language of business par excellence. 

 

Source: Infoempleo Adecco 2017[1]

 

In order to respond to the growing demand for languages driven by the internationalisation of the business sector, some Spanish universities have begun to request their students to accredit an intermediate or upper-intermediate level of English (B1 – B2)[2] in order to obtain a bachelor’s degree, as well as to apply for an Erasmus scholarship. However, at Antonio de Nebrija University, we believe that these measures are not enough neither to guarantee the quality of education nor to improve the job prospects of our students. That is why we dare to go one step further by firmly committing to a language learning policy that allows our students to certify an advanced level of linguistic competence in English (C1) upon leaving university. 

Taking into account the new challenges of language training in Nebrija, the Institute of Modern Languages (ILM, by its initials in Spanish), under the direction of the Vice-rectorate of Transversal Integration, has designed the Diploma in English Professional Communication (DEPC); a compulsory programme for all the students of in-campus degrees of the university. Its main objective is to provide the students with the necessary intercultural and professional language skills to develop in a globalized working environment. This new teaching-learning model, which will replace the current Diploma in English Professional Skills, is the result of years of research into the different approaches and methods applied to language learning, and of a profound process of reflection on the needs and challenges faced by our students. It is in that context that the DEPC was born to make up for the learning deficiencies that emerged after nine years of implementation of the current diploma. Furthermore, it aims to break with the inertia of the traditional learning process that often leads to lack of motivation, frustration and absenteeism in the classroom.

For the reasons mentioned above, the DEPC has incorporated the project-based learning model, opting for a multidisciplinary approach that stimulates collaborative work and allows the development of diverse transversal competences such as autonomous learning, responsibility, self-criticism, and the ability to interact with others and solve problems. Our methodological model bets on learning in a practical and interactive way the diverse grammatical, lexical and cultural aspects of the language. Moreover, it puts special emphasis on the development of communicative competences, since these are the most demanded in the labour market.

As Bernadette Holmes, campaign manager of the Speak to the Future program, explains in her essay “The Age of the Monolingual Has Passed: Multilingualism Is the New Normal”:

A great deal of professional activity in all sectors of employment relies on leveraging relationships. When clients come from a different language community, if a company can connect using a common language, this adds to their credibility and to their competitive advantage. Contracts can be won or lost on an organisation’s ability to communicate. (2016: 184)[3]

However, it is clear that a project as ambitious as this one needs an entire ecosystem of support which maximizes the hours of contact with the language. For this purpose, the Vice-rectorate of Transversal Integration has launched relevant actions that seek to promote the use of the language outside the English classrooms, and make students the main protagonists of their learning and personal growth. Said actions or touchpoints will be key pieces in the linguistic training of our students, not only to complete the teaching hours of the DEPC, but also to integrate the use of English in our educational community. For instance, the international mobility programmes, the bilingual subjects offered in the degree, the Buddy programme or the Socializing CEHI-Erasmus, just to mention some of them.

English promoting Touchpoints Nebrija. Source: Nebrija

 

As professionals in the field of teaching English as a second language, we take up this challenge with commitment and enthusiasm, since we believe that the current situation requires competent professionals who are able to make a flexible use of English for social, academic or professional purposes. We also understand that the globalisation of the labour market must bring with it a change of mentality. This change leads us to understand that English plays a hegemonic role as an international lingua franca, and that any professional, no matter how well prepared, will be excluded from any recruitment processes unless a high command of the language is proved. That is why we defend the urgent need to leave behind the stigmata reflected in well-known phrases such as “I understand English, but I don’t speak it” or “I’ve always been bad at English”. It is time to begin a new tradition of linguistic excellence, one that brings us closer to countries with solid language learning policies such as Sweden, Norway or Denmark. Only then will we be able to be part of a globalized world without communication barriers that hinder our progress.

 

Melisa Téves

Instituto de Lenguas Modernas

Centro de Estudios Hispánicos

 

[1] https://iestatic.net/infoempleo/documentacion/Informe-Infoempleo-Adecco-2017.pdf

[2] All levels mentioned are based on the Common European Framework of Reference for Languages (CEFR).

[3] See: Holmes, Bernadette. “The Age of the Monolingual Has Passed: Multilingualism Is the New Normal.” Employability for Languages: A Handbook, edited by Erika Corradini et al., Research-Publishing.net, 2016, pp. 181–187

Eterna delegada

Autora: Andrea Luque Navarro

 

Mi nombre es Andrea Luque y soy estudiante del Máster Universitario en Acceso a la Abogacía en la Universidad Nebrija. Soy delegada de clase y representante del alumnado desde que tengo memoria, y este curso también.

Creo que es fundamental que exista una voz para los alumnos y un cable de conexión entre estos y el profesorado; si bien es cierto que los profesores suelen estar a disposición del alumnado y tener la intención de facilitar dicha comunicación, siempre existen aquellos alumnos a los que les cuesta más expresarse o necesitan de un respaldo para llevar a cabo determinadas actuaciones en la vida escolar. De otro lado, siempre existen esas personas que necesitan ayudar o apoyar a los demás, ser voz y lucha o, simplemente, sentirse parte útil de un grupo; al final, siempre hay delegados o representantes de alumnos que de manera voluntaria representamos con gusto a nuestros compañeros e intentamos ayudarles en todo lo posible.

Con catorce años empecé a representar a los estudiantes de mi pequeño pueblo en el ayuntamiento, aportando ideas y aprendiendo sobre las estructuras de organización que hemos ido formando las personas a lo largo de la historia; empecé a ver que existían opciones para encontrar soluciones a aquellas cosas que no me gustaban, que habían caminos directos para ayudar a los demás y que el silencio no era una solución. En la Universidad también fui representante de alumnos, tanto a nivel de facultad como de universidad, formando parte de la junta de facultad o el claustro universitario y aquí fue donde encontré el siguiente escalón: creo que la política universitaria es un mundo precioso que se encuentra entre esas personas entusiastas y bondadosas que en el colegio ayudan y representan a sus compañeros y los partidos políticos de personas adultas donde, quizás, los intereses se encuentren más difusos pero las estructuras más claras. En la Universidad ya no había un representante de alumnos sino diferentes asociaciones –cada una con su ideología y propuestas para las facultades y Universidad-; yo fui presidenta de una asociación de estudiantes en la que participaban un centenar de personas cada uno a su modo y que contribuía a hacer una universidad mejor. Vivimos unas elecciones al claustro universitario que nunca me hubiese imaginado: era algo tan cerca a la política española y, sin embargo, tan lejano; hicimos campaña con carteles y debates de diferentes colores pero cada día seguíamos yendo a clase a estar con nuestros compañeros que necesitaban becas, cambios de horarios, facilidades para sus minusvalías y que ponían toda su confianza en tu persona.

La representación estudiantil en la universidad ha sido la experiencia más bonita de mi vida y me emociono cuando escribo estas líneas porque recuerdo tantas personas maravillosas que con ideas diferentes tenían el mismo objetivo que yo, mejorar la universidad y contribuir al futuro de los estudiantes del país, recuerdo tantos objetivos conseguidos, noches en la facultad negociando con decanato…

Cuando no esperaba encontrar más vertientes sobre la representación estudiantil, descubro esta experiencia de ser delegada 2.0. La Universidad Nebrija llegaba a mi vida después de haber abandonado unas oposiciones de judicatura a la que dedique cuatro años de mi vida, en un mes de octubre en el que no esperaba poder matricularme y en el que, por suerte, encontré el plazo abierto en Nebrija; después de estos cuatro años de encierro, la representación estudiantil se me había olvidado, no había ayudado a nadie más que a una ancianita a cruzar la cera y, de repente, piden voluntarios para ser delegados del curso. Obviamente, no podía ignorar aquel mensaje. La verdad que esta experiencia está siendo muy diferente, trato de ayudar a compañeros que no he visto en la vida y hablo con profesores cuyos currículo apenas conozco. Por suerte, el director y la coordinadora de mi máster (Jordi Regi y Patricia Ibáñez) son un encanto de personas que están disponibles las 24 horas del día, 365 días al año, y facilitan mucho la comunicación, haciendo que no note esa frialdad que podría suponer ser “delegada online”.

Ser delegada de este tipo de curso creo que tiene, como todo, cosas positivas y negativas: por un lado, surgen menos problemas en el alumnado ya que es un curso de corta duración –año y medio– y que la no presencialidad evita todas las discusiones sobre logística, horarios, trato directo, etc, sin embargo; por otro lado, creo que la
modalidad online da cierta inseguridad al alumnado, que normalmente no ha hecho nada online antes, y eso hace que el contacto acabe siendo casi tan continuo, o más, que la versión presencial ya que, al menos en mi caso, son constantes los mensajes o llamadas de compañeros para intercambiar opiniones o preocupaciones. Normalmente, las personas tendemos a agruparnos y buscar apoyos y en este caso, la persona que abiertamente se pone a disposición de las demás es a la que acuden los compañeros cuando necesitan una gestión o una simple conversación.

Aunque de una forma diferente a la que estoy acostumbrada, ser delegada de este curso está siendo una buenísima experiencia porque, finalmente, online o no, sigo intentando ayudar a mis compañeros y aportar todo lo posible a la institución en la que estudio.

 

Andrea Luque Navarro

Delegada del Máster en Acceso a la Abogacía, curso 2018/19

 

 

Mi experiencia representando a los alumnos del Máster en Marketing y Publicidad Digital

Autora: Dashiel Fernández

 

Es de mucho placer poder compartirles mis vivencias como delegada del Máster en Marketing y Publicidad Digital.

Inicié la maestría en modalidad online en octubre 2018 y tras varias semanas de estar cursando las primeras materias, recibo un correo dirigido a todos los estudiantes solicitando un delegado/a para acompañar a los alumnos. En un primer momento,  no tenía claridad de cuál era el objetivo del delegado en el máster pero de igual modo decidí aplicar. Recuerdo haber recibido un correo con todas las informaciones que debía enviar y la más importante expresar por qué debía ser la electa.

Desde el primer momento que empezó la coordinación del máster, semanas previas a tomar la primera clase con la profesora Begoña, ya teníamos creados un grupo en la plataforma de Whatsapp, y en ese mismo grupo fue la primera vía donde recibí la noticia que era la delegada oficial del máster. Lo primero es que quedé sorprendida, porque no había visto bien la bandeja del correo de Nebrija por parte del gestor del programa dando la primicia y el chat en Whatsapp se estaba explotando con las felicitaciones de mis compañeros, los cuales debo recalcar que es un grupo bastante activo.

Resultó ser una noticia muy emocionante y asimismo bien retadora. Mi primera pregunta fue cuáles son mis funciones y, en conclusión, era la cara entre los alumnos y maestros. ¿Por qué insisto en que fue retador y a lo largo de estos meses no me equivoqué? Porque ha sido cuesta arriba ser la representación de los alumnos en modo de sentimiento bien positivo; lo expreso por la principal razón de que vivimos en una era que estamos muy actualizados y con la información en la palma de la mano, aun considerando que somos personas que asumimos mucha responsabilidad día a día tanto en lo personal como en lo profesional y académico, con esto me refiero que previo a dar una comunicación o ser la primera en mostrar alguna información general con los alumnos, ya todos tenían la información, o en su defecto se adelantaban comunicándolo cualquier compañero en el chat. Como también debo resaltar mis obligaciones agilizando el proceso de creaciones de grupos en algunas materias y cooperar con algunos compañeros para que no quedaran desamparados y obviamente ante algunas situaciones generales muy leves que llegaron a suceder en mi grupo de Whatsapp relucía “Dashiel, por favor, ¿nos ayudas enviando un correo al profesor?” o “Chicos/as, les voy a enviar un correo al profesor/a”.

Puedo asegurar que mis compañeros resultaron ser más proactivos que yo, y eso en parte me enorgullece. He cursado la maestría con personas que no se quedan de brazos cruzados y buscan soluciones a la mayor brevedad posible, no se detenían a esperar a Dashiel, si el momento ameritaban que cada uno se empoderara y escribiera al profesor lo hacían, y con esto no quiero decir que limitaban mis obligaciones, todo lo contrario. Expreso que he trabajado con el mejor grupo y me llena de mucha felicidad.

Mi experiencia como delegada ha sido bastante grata, me ha encantado poder compartir con cada uno de los responsables de este máster tanto profesores como alumnos y una de las partes más emotivas en estos meses era cuando me integraba a la primera clase de la materia, algunos profesores hacían pausa y comentaban “Se ha integrado la delegada”, jajajajaja un momento muy único.

Honestamente, Nebrija ha sido una experiencia inolvidable e incomparable y puedo asegurar que el sentimiento es igual con mis compañeros.

 

Dashiel Fernández

Máster en Marketing y Publicidad Digital, 2018-2019

 

 

Alumno y delegado del Máster en Formación del Profesorado

Autor: Ángel Carlos Herrero Lastra

 

Hay momentos en los que acertar con la toma de decisiones puede suponer un gran cambio.

Me matriculé en la Universidad Nebrija, tras dos semanas de comparaciones entre universidades que ofreciesen el Máster de Profesorado, pues mi cabeza cuadriculada de ingeniero no me deja tomar decisiones a lo loco. Ahora puedo decir, con total convicción, que esa decisión ha sido una de las mejores de mi vida. Puede sonar exagerado, pero hay que vivirlo en primera persona y al 100%, como yo he vivido esta experiencia, para poder asegurar que ha sido enriquecedora e inolvidable. Esto no solo ha sido por las nuevas metodologías empleadas en Global Campus, que te sorprenden cuando procedes de la enseñanza tradicional en las que solo existe un profesor subido en la tarima dándote una clase magistral, sino por los contenidos aprendidos, los profesores y por supuesto tus compañeros; esos compañeros con los que compartes actividades de grupo, horas de estudio, anécdotas de exámenes y en definitiva, un curso académico lleno de historias para recordar.

No tardé en involucrarme activamente en el desarrollo del máster, me eligieron delegado de alumnos y tuve el placer de representar a mis compañeros ante los diferentes organismos de la universidad. He de decir a este respecto, que fue un verdadero placer tratar con mis compañeros, con los profesores, coordinadores y la dirección del máster. Mis tareas como delegado fueron diversas, desde la resolución de circunstancias singulares que siempre pueden producirse, hasta la organización de algunas actividades que requerían que todos nos pusiésemos de acuerdo.

Como en la mayoría de las cosas, no todo ha sido coser y cantar, cuando se cuenta una experiencia también hay que contar los momentos duros. Estudiar siempre requiere un esfuerzo, pero ese esfuerzo se ve recompensado el día que te ofrecen un puesto de trabajo que te llena de verdad, con el que disfrutas trabajando y al que dedicarle tiempo es un auténtico placer. Como dicen en Global Campus Nebrija: “Duele, merece la pena”.

 

Ángel Carlos Herrero Lastra

Alumno del Máster en Formación del Profesorado de ESO y Bachillerato, FP y Enseñanza de idiomas, curso 2017/18

Generación Z

Autora: Celia Miguel Marcelo

 

 

Me llamo Celia y pertenezco a la Generación Z, es decir, a la primera generación nacida en la era digital y que, por ende, ha recogido el relevo de los, en ocasiones tan criticados, millennials. Nativos digitales, tendemos a desconfiar del sistema educativo tradicional del que todavía hemos sido partícipes, pues se sustenta en métodos de evaluación que miden la capacidad memorística del alumnado. En cambio, la facilidad con la que podemos acceder a cualquier información y, en definitiva, la inmediatez que nos caracteriza propicia que dicho sistema se quede obsoleto, motivo por el cual debe reinventarse.

A lo largo de mi vida estudiantil, he sido testigo de la introducción muy paulatina de las nuevas tecnologías en las aulas. No obstante, la mentalidad del profesorado permanecía impasible: pese a que la era digital ya era un hecho, multitud de colegios e institutos permanecían aferrados a los clásicos métodos de enseñanza. Sin embargo, al entrar en la Universidad Nebrija percibí una notoria transformación en cuanto a un sistema educativo que, genuinamente, asumí con absoluta naturalidad, pues el modo de impartir clase se adecuaba al siglo XXI.

Es obvio que la irrupción de las nuevas tecnologías en la Universidad ha cambiado los paradigmas del aprendizaje debido a que, en este caso, sí que existe una conciencia tecnológica entre el profesorado. Verbigracia, la pizarra digital no constituiría un mero elemento ornamental del aula, como pudiera suceder en secundaria, sino que pasaría a formar parte activa de cada clase. Asimismo, me he percatado de numerosos detalles más que determinan la diferencia entre el sistema educativo tradicional propio del instituto y el sistema educativo adaptado a los nuevos tiempos del que estoy disfrutando en la Universidad. En primer lugar, llama la atención la diferencia del material escolar necesario para cada institución: mientras que antes cargaba con una mochila repleta de libros, cuadernos y bolígrafos, ahora me basta con llevar un ordenador en el que tomar todos mis apuntes, buscar información, hacer los trabajos… Cabe destacar que las entregas de los proyectos se realizan a través de un “Campus Digital” en el que, además, los profesores cuelgan anuncios con información de interés. Asimismo, mediante esta plataforma podemos participar en distintos foros que fomentan la comunicación entre todos los miembros de la Universidad Nebrija: alumnado y profesorado, quienes además pueden contactarse a través de un correo electrónico institucional. Se crea así una pequeña comunidad con una gran interacción que evita la dispersión del alumnado. Por lo tanto, pese a lo que los detractores tecnológicos puedan objetar, es un hecho que las nuevas tecnologías constituyen un medio eficaz para construir una comunidad universitaria hacia la que sentir apego, pues este contacto directo humaniza la institución y cohesiona a todos los integrantes de la misma.

Estos tan solo son algunos de los múltiples ejemplos de transformación tecnológica que asumí al ingresar en la Universidad Nebrija, institución que ha sabido adaptarse a las necesidades de la Generación Z, una generación digital, emprendedora e inconformista, preparada para adaptarse a cualquier transformación que se produzca en la sociedad.

 

Celia Miguel Marcelo

Estudiante y colaboradora de Global Campus Nebrija

Experiencia Erasmus+ Universidad Nebrija en la sede de Turnitin

Autora: Natividad Reyes

 

Hace dos semanas que volví de mi experiencia Erasmus+ y todavía me siento encantada de esta vivencia. El pasado mes de octubre, comencé a pensar en el programa Erasmus+ ideando la mejor oportunidad posible para aprender y aportar valor a mi puesto de trabajo. Tenía claro lo que buscaba, pero se trataba de una experiencia completamente nueva para mí, poco después descubriría que también lo era para la institución de acogida. Se trata de la empresa Turnitin. A muchos (si no a todos) os sonará este nombre, es la herramienta de prevención de plagio académico que utilizamos en la Universidad, y dado que en el departamento ejerzo una fuerte influencia en el uso de la herramienta, decidí que podría ser una gran oportunidad para formarme en ella, ¿y quienes mejor que los propios creadores de la herramienta para enseñarme? Posteriormente, desde que contacté con la empresa hasta el día 18 de marzo que fue cuando tomé contacto real, todo fue sobre ruedas. ¡Qué decir de los días consecutivos de los que os voy a hablar más adelante!

Previo a la estancia, es necesario poner en marcha todo el papeleo y gestiones para optar a la beca. De esto no os preocupéis porque tenemos unas compañeras muy amables y profesionales en la Oficina de Movilidad Internacional (OMI) que te ayudarán en todo. Lo importante es que tengas la inquietud e iniciativa. Lanzarse a este tipo de experiencias puede suponer un esfuerzo añadido, sí, lo sé: viajar al extranjero, otro idioma, estar lejos de familia y amistades, la acumulación de trabajo que te puedes encontrar a la vuelta… Sí, son varios aspectos los que pueden llevarte a rechazar una oportunidad así, pero créeme, es un esfuerzo bien recompensado, un aprendizaje vital y una experiencia que te hará crecer profesionalmente.

Ahora hablaré de la experiencia en sí. Turnitin es una empresa internacional con diferentes sedes repartidas en varios países del mundo, nació en California (EE.UU) a partir de las inquietudes de docentes que reconocían la necesidad de enseñar a sus estudiantes bajo la premisa de la honestidad académica. A día de hoy trabajan con herramientas que ayudan al docente a desarrollar su labor educativa en una sociedad donde la tecnología se ha convertido en un eje vertebrador de la innovación en metodología educativa.

Durante los 5 días en la sede que opera en Newcastle, Reino Unido, me sentí muy cómoda, en un ambiente laboral influenciado por la cultura de empresa americana, que es en la que nació. Me prepararon una agenda muy completa de la que formé parte activa, incluyendo la asistencia a una de sus formaciones internas sobre una herramienta de corrección masiva en la que están trabajando actualmente. El equipo de personas con las que estuve en contacto cada día, me permitieron no solo resolver dudas del uso de la herramienta y su implementación en nuestro campus virtual, sino que también intercambiamos ideas sobre la filosofía de la empresa, la “Ética académica”. Conversaciones de las que estoy muy satisfecha ya que me llevaron a reflexiones más profundas sobre cómo estamos trabajando dentro de nuestra institución.

Como dije antes, para el equipo de Turnitin, también se ha convertido en una experiencia muy positiva ya que por vez primera han realizado un intercambio en el que el cliente  ha contado su experiencia como usuario y expuesto sus necesidades de manera muy personalizada en un mismo tiempo y espacio. Hemos convertido esta experiencia pionera para una empresa internacional, ¿quién sabe? Tal vez hayamos iniciado una nueva forma de relación entre empresa-cliente.

En definitiva, una experiencia inolvidable a nivel personal y profesional, que siempre estaré encantada de compartir con aquellas personas que quieran escucharla.

Cierro este post con un agradecimiento a las personas que hacen posible estos programas y a mis compañeras/os de Global Campus que durante mi estancia se han encargado de atender algunas de mis gestiones diarias y han hecho más fácil mi reincorporación después de una semana.

 

Natividad Reyes Torres

Gestora blended de Global Campus Nebrija y responsable del proyecto “Student Success Tecnhologies”

La habilidad del futuro: aprender a aprender

 

Autora: Vanessa Carrera

 

El entorno en el que vivimos está en continuo y rápido movimiento. Está cambiando nuestra forma de relacionarnos, de movernos, de comprar, de comunicarnos, de aprender….  La tecnología y la globalización marcan un ritmo de cambios acelerado y muchas veces imprevisible.

Esto nos demanda nuevas actitudes, nuevas habilidades y competencias, y nuevas formas de estar en el mundo. Una de ellas es la capacidad de aprender a aprender.

Sin embargo, en muchas ocasiones nos aferramos a lo que sabemos. ¿Por qué? Por una sencilla razón: nos da certeza y seguridad. Nos sentimos incómodos en el ‘no saber’. Preferimos aparentar que sabemos algo, o quedarnos con lo que ya conocemos, en lugar de aceptar que tener ‘un hueco’, es una oportunidad tremenda para llenarlo y seguir creciendo.

 

Puede resultar tremendamente útil en este proceso, entender las fases del aprendizaje:

 

  • En la primera de ellas, nos sentimos Inconscientemente Incompetentes, ‘no sabemos lo que no sabemos’. Si le dices a un niño, ¿quieres conducir un coche? El niño seguramente dirá que sí, porque no sabe qué es conducir un coche.
  • Luego, pasamos a Conscientemente Incompetentes. Este es el momento en el que ‘sabes lo que no sabes’. Siguiendo el ejemplo del coche, es el momento en que acabas de aprobar el examen, y aún tienes que pensar cuando cambiar de marcha, cuando pisar el embrague… En esta fase, es muy importante tomar consciencia de que estás aprendiendo, tener paciencia y perseverancia. Al sentirte torpe -ya te das cuenta de lo que no sabes- muchas veces te desesperas, dejas de aprender y abandonas. Saber que estás aprendiendo y que forma parte de tu proceso, te ayudará a mantenerte.
  • Más tarde, pasamos a sentirnos Conscientemente Competentes. Aquí ya ‘sabes lo que sabes’. Te das cuenta de lo bien que aparcas, de cómo cambias de marcha sin problema…
  • Y por último, llega un momento, en el que somos Inconscientemente Competentes. Este es el momento en el que ‘no sabes lo que sabes’. Es un estado en el que fluyes con la actividad que estás desempeñando. Es cuando te encuentras con otras personas que te dicen ‘qué bien conduces, eres un experto…’ y tú dices ‘ ¿Ah, sí? No me había dado cuenta.’

 

Entender y aceptar que estamos aprendiendo es muy útil para seguir creciendo. Muchos de los aprendizajes se ‘estancan’ porque las personas nos con capaces de pasar – y aceptar- la segunda fase: saber que no sabes puede ser muy duro cuando no sabes manejar la frustración.

Recuerdo un momento de mi etapa profesional en la que di un cambio importante en mi rol: cuando empecé mi etapa de Directora de Innovación. Me sentí muy feliz, y agradecida por el nuevo reto, y también asustada. Conocer qué nos pasa cuando aprendemos me ayudó a entender que mi ‘sensación’ formaba parte del proceso.

Hubo momentos en los que los resultados no llegaban como esperaba, y eso me generaba frustración – la frustración suele aparecer cuando nuestras expectativas no se corresponden con la realidad-. Me ayudó, en lugar de juzgarme y quedarme atrapada por la sensación de frustración, preguntarme:

  • ¿Estoy haciendo lo mejor que sé en este momento?
  • ¿Qué estoy aprendiendo de esta situación?
  • ¿Cómo estoy utilizando estos aprendizajes?
  • ¿Qué es lo que no sé?
  • ¿Dónde puedo saberlo? ¿Quién puede ayudarme?

 

Y sobre todo, mantener la actitud curiosa y aceptar que estaba aprendiendo.

 

Vanessa Carrera

Experta en Innovación y Desarrollo de personas

Autora de Abraza los cambios: una guía de innovación personal

www.vanessacarrera.com

Premios Smart Challenge 2018: Mejor práctica educomunicadora

Retomamos los premios Smart Challenge del pasado curso, en esta ocasión, en la categoría de mejor práctica educomunicadora. ¡Enhorabuena a l@s premiad@s!

 

Rubén Alves

Dentro del marco de la metodología GCN, uno de los objetivos principales para el docente es alejar la praxis educativa de la modalidad presencial y/o tradicional. Esto se traduce en generar un cambio a la hora de organizar los recursos digitales y el itinerario del discurso pedagógico durante videoconferencia.

 

Imagen: Exposición de Rubén Alves en el Smart Challenge 2018. Fuente: GCN.

 

  • ¿Cuáles fueron las actividades desarrolladas por Rubén en su asignatura?

En su programa, Rubén, profesor del Máster en Formación del Profesado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas, dispone de videoconferencias cuya duración comprende las dos horas. Esta duración dificulta la focalización de la atención del alumnado hacia la materia, por esta razón justifica la práctica y el uso de las breakout rooms en el entorno de Blackboard Collaborate. Con esta herramienta, el docente aporta dinamismo a la sesión durante un periodo de quince a treinta minutos donde el alumnado es asignado a una sala interna en Blackboard Collaborate. De esta forma, Rubén plantea una actividad que los estudiantes, en pequeños grupos, deben resolver de manera autónoma y colaborativa. Esto se explica de la siguiente manera:

  • Autónoma: Se designan roles dentro del grupo (líder, portavoz, etc.) y cada rol se encarga de sus funciones, de tal forma que se desarrollan competencias de liderazgo, competencias comunicativas y competencias en cuanto a la toma de decisiones.
  • Colaborativa: A nivel grupal, el alumnado tiene que llegar a un consenso en cuanto a la asignación de roles y la realización de la tarea.

Además, Rubén observa el proceso de realización de la práctica sin intervenir en los pequeños grupos de trabajo, solo si la ocasión lo requiere, fomentando así el trabajo colaborativo y ajustando la mediación a cada caso.

Finalmente, cada portavoz de grupo expone los resultados, lo que sirve al alumnado como ejercicio de autoconocimiento y refuerzo de aptitudes intrapersonales como el autoconcepto, la autoregulación y la confianza intrínseca.

 

Begoña Yáñez

Es evidente que cada estudiante reclama su propio espacio en la formación a distancia. La profesora Begoña Yáñez, profesora del Máster en Formación del Profesado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas proporcionó este espacio a cada alumno a través de la herramienta portfolio creando así un entorno seguro y cómodo donde el alumno pueda demostrar el trabajo desarrollado a lo largo de la asignatura. Así mismo, y por si fuera poco, destacó el uso de la herramienta Kaltura para la realización de las actividades dirigidas. Al ser docente online de las asignaturas “Teoría del movimiento” y “Educación visual”, la docente consideró que el uso de estas herramientas sería la combinación perfecta para desarrollar tanto competencias digitales como competencias dentro del currículum de la asignatura, en este caso, educativas y artísticas.

 

Imagen: Buena práctica de Begoña Yáñez en el Smart Challenge 2018. Fuente: GCN.

 

  • ¿Cómo lo ha llevado a cabo la docente?

Begoña habilitó toda una sección con la información necesaria acerca del uso de estas dos herramientas. Esta información comprende una guía del uso de la herramienta, un repositorio con portafolios como ejemplos, la actividad de subida del portafolio y dos videotutoriales de apoyo a la creación de estos. En estas instrucciones, la cercanía, la empatía y la dialéctica están presentes gracias a la labor docente, tanto es así, que el alumnado colabora y propone. De esta forma, la adquisición y asimilación de conocimientos está presente durante toda la asignatura.

Estos retos para el alumnado son actividades que requieren total comprensión de los contenidos impartidos en las videoconferencias, de tal forma que el alumnado, mediante la guía de la profesora y los materiales proporcionados, son capaces de ejecutar la actividad, que en este caso, estará diseñada al mismo tiempo para que pueda aplicarse a la práctica docente.

 

Sin duda, tanto Rubén como Begoña sirven de inspiración para el resto de compañer@s… ¡Muchas gracias por vuestra dedicación, cariño y esfuerzo en la docencia!

 

Global Campus Nebrija