Profesionales orientados a proyectos

Autora: Elena Álvarez

 

Últimamente oímos cada vez de forma mas asidua que se demandan profesionales que sepan trabajar con orientación a proyectos, no solo en el ámbito de la ingeniería si no en otros ámbitos de la organización como puede ser el departamento legal, el de marketing, el financiero, recursos humanos, compras, áreas que históricamente trabajaban bajo otros modelos de producción, esto implica de forma directa que es necesario contar en dichas áreas profesionales con competencias en Dirección de Proyectos, lo que a su vez supone cambiar la estructura de la organización, pero realmente ¿Sabemos que significa todo esto? ¿Conocemos sus implicaciones reales?.

 

Te pido que durante unos segundos dejes de leer este post y respondas a esta pregunta ¿Qué significa trabajar con Orientación a Proyectos?

 

Seguramente muchos de vosotros estaréis pensando que no merece la pena pensar en ello pues nunca os va a tocar trabajar de esa forma, eso es de ingenieros y en mi empresa no se trabaja así y mucho menos en mi departamento, o bien pensareis que es una moda pasajera -como tantas otras- que no cuajará, otros probablemente no conozcáis el término ni se os haya ocurrido pensar en ello y lógicamente no sabéis que responder y un tercer grupo reducido si conozca el término, incluso haya ‘sufrido’, tener que trabajar, o este viviendo situaciones en la organización para la que trabaja donde se oye que las cosas van a cambiar, que ahora hay que trabajar orientado a proyectos, sin saber muy bien lo que significa, hay ‘ruido’.

 

Pues bien, siento ser yo la que os de un baño de realidad y comunicaros que lo únicos que piensan de forma acertada sois los de la tercera opción, trabajar con orientación a proyectos no es un moda pasajera, es un modelo de producción que se está extendiendo rápidamente y que ha llegado para quedarse.

 

La evolución de las nuevas tecnologías -sobre todo Big Data- el cambio hacia la empresa digital, hace que las organizaciones se decanten por formar un equipo para proyectos específicos. De hecho esta forma de trabajo creció en 2017 en España respecto a años anteriores un 38%. En el  trabajo con orientación a proyectos prima el interés colectivo o dicho de otra forma se trabaja en base a objetivos específicos que favorecen la consecución de los objetivos del proyecto y por ende de la organización, se hace imprescindible contar con orientación a resultados.

 

Solo con este breve apunte nos damos cuenta que van a cambiar muchas cosas, la forma de contratación, la organización empresarial, el modelo de producción, las capacidades demandadas a los colaboradores por ende en su formación de base, ¿Se te ocurre algo más que cambie o que necesite evolucionar? Para ayudarte en esa reflexión te dejo la siguiente afirmación:

 

 

En el trabajo por proyectos el colaborador asume la responsabilidad

de su trabajo y se implica de forma directa.

 

 

En diferentes post iremos trabajando todos estos aspectos y todos aquellos que tú aportes.

 

Elena Álvarez García

Profesora del Dpto. de Administración de Empresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *