Mi experiencia como estudiante online

Autora: Delia M. Polanco

 

Es increíble la cantidad de opciones que existen para ampliar los conocimientos profesionales. En la actualidad, los jóvenes tenemos una amplia gama de programas para realizar estudios que optimizarán nuestro grado académico, sin tener que dejar de un lado la experiencia laboral.

 

Antes de iniciar cualquier aprendizaje online, la mayoría de jóvenes podemos mostrarnos escépticos y dudar de las herramientas educativas a distancia, pero con la tecnología en la que hoy en día todos y todas estamos envueltos, no es problema adquirir conocimientos a través de ella.

 

La experiencia de estudiar a distancia tiene múltiples ventajas, algunas de ellas es que ayuda a organizar mejor la agenda de cada día y a clasificar -por prioridades- las actividades, necesidades y responsabilidades (algo que quizás muchas personas no haríamos sin un límite de tiempo). Aunque las clases pueden ser asincrónicas, todas las entregas de trabajos caducan y, sin una debida organización solo quedaría el fracaso, justo como pasa en la vida real. Sin la suficiente autonomía y compromiso, no existe el crecimiento profesional y mucho menos personal cuando se decide optar por un estudio online.

 

Otra de los tantos beneficios de estudiar a distancia es que te obliga a dominar eficientemente las herramientas TIC, pues todo el sistema colaborativo de la clase se debe armar sobre ellas. Unas de las más utilizadas son:

 

  • Blackboard Learn: Esta herramienta tiene una versión móvil (Mobile Learn) que te permite acceder a todos los contenidos de las clases, comentar en foros, ver las calificaciones, ingresar a las clases síncronas, realizar preguntas por micrófono, chat o cámara a los profesores y mantener activa la participación en el aula digital. Sin dudas es una muy buena aplicación.
  • Otra herramienta que ayuda mucho al desarrollo de todo el máster es OneDrive y, por ser alumna de Nebrija, la puedo utilizar con el más actualizado paquete de Office desde mi computadora, dispositivo móvil y la web, así puedo realizar trabajos colaborativos en grupo y acceder a ellos desde cualquier lugar.

A raíz de mi experiencia, puedo decir que estudiar una maestría online permite mantener en sincronía tanto mi vida personal como profesional. Me permite promover los conocimientos intelectuales mientras continúo ejerciendo el oficio y extendiendo mi experiencia laboral, aquello que exigen tantas empresas a la hora de su reclutamiento. En contraste con los estudios presenciales, es otro factor positivo que los estudios a distancia tienen a favor.

 

Está a la opción de cada quien, pero con el uso de la tecnología todo es posible y no existen barreras. Todo se logra con esfuerzo y constancia. Estamos en un mundo globalizado, repleto de oportunidades para todos, lo que hace falta es que más personas se lancen a vivir nuevas experiencias, sin dejar de lado su crecimiento profesional.  El día que no aprenda algo, estaré muerta.

 

Delia Mariel Polanco Polanco

Alumna del Máster en Marketing y Publicidad Digital

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *