Más allá de la anécdota

Mi experiencia como profesor de programas online es muy positiva. Es un desafío poder utilizar toda la capacidad tecnológica de la plataforma BlackBoard para enseñar economía y que esto no solo facilite mis explicaciones sino que cree en el alumno una curiosidad especial por el tipo de metodología docente aplicada.

Un ejemplo muy concreto podría ser el que se da en mi asignatura de macroeconomía, donde además de utilizar las clásicas herramientas online de videoconferencias, foros, chats o wikis, se emplean datos económico-financieros en tiempo real mostrados directamente al alumno a través del escritorio del ordenador del profesor (compartir escritorio con Thomson Reuters Eikon). Esto permite explicar, por ejemplo, el concepto de hiperinflación mientras se muestran gráficos del IPC general y subyacente de Zimbabue en serie temporal. Es evidente que de esta manera los conocimientos se afianzan con mayor facilidad, pero además la herramienta tecnológica utilizada crea admiración en el alumno, quien termina por mostrar mayor interés por la asignatura.

Muchas veces cuando me preguntan si echo de menos la metodología docente de la modalidad presencial en mis sesiones virtuales, siempre digo lo mismo: echo en falta en mis clases presenciales la metodología online.

 

Carlos Poza

Profesor Director del Grado en ADE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *