Centro de Escritura Nebrija

Autora: Ana Heredero

 

Todos escribimos y todos necesitamos ayuda al escribir. No importa que se nos dé mejor o peor, no importa que seamos de letras o de ciencias y no importa la edad que tengamos. Siempre es bueno cuando otra persona nos lee y nos hace comentarios constructivos antes de entregar nuestro texto al público meta. De este modo, no solo mejora nuestro borrador y adquiere más posibilidades de tener éxito, sino que también nosotros aprendemos a ser mejores escritores. El Centro de Escritura Nebrija (CEN) es un servicio gratuito que pretende ayudar a sus visitantes con el proceso de escritura y a ser autores independientes y conscientes. Es el lugar donde ir cuando necesitamos que alguien nos lea.    

En el CEN, un tutor y un escritor trabajan en equipo para mejorar un texto (un trabajo para clase, un correo electrónico, una carta de motivación…) en una sesión de 45 minutos. El tutor no es un editor, es un lector y un guía. El escritor no es un agente pasivo, es el autor. Las dos personas se sientan con el texto en el medio y el escritor hace y el tutor ayuda a hacer. Su razón de ser se basa en la complejidad de escribir. Oscar Wilde dijo que para escribir solo hacen falta dos cosas: tener algo que decir y decirlo. Sin embargo, enfrentarse a la hoja en blanco y expresarse de una manera adecuada puede ser difícil. Podemos tener problemas con la introducción o la conclusión, la puntuación, la organización, la conexión de los párrafos, la validez de los ejemplos, la voz, las fuentes, la elección de sinónimos, la gramática, los títulos, el estilo, etc. También podemos ignorar que escribir es un proceso, perdernos en las palabras y olvidar nuestro propósito original, arriesgarnos a teclear mucho y no decir nada o a no saber cómo materializar nuestras ideas. Para escribir hace falta tener algo que decir y decirlo, pero debemos recordar que escribimos para ser leídos. Por tanto, el objetivo del CEN es hacer pensar, preguntar, criticar, sugerir y ofrecer fuentes para mejorar la escritura. Se trata de que el visitante aprenda qué hace bien y qué no a la vez que se convierte en un autor dueño de sus palabras. Una tutoría es un trabajo en equipo porque el escritor se ocupa del contenido y el tutor guía con el continente.

Expresarse correctamente es un requisito indispensable, especialmente en un mundo en el que cada vez se aboga más por la comunicación. No obstante, la realidad es que este mundo también es cada vez más competitivo y a veces tendemos a centrarnos en tantas materias que olvidamos lo elemental. El resultado es que en ocasiones los universitarios son incapaces de utilizar las palabras con propiedad. Aunque los centros de escritura nacieron en Estados Unidos a principios del S.XX, universidad y retórica han ido de la mano desde la época de Aristóteles. Escribir y tener guías que te ayuden en el proceso es algo natural. Aprender a desarrollar nuestros borradores y a ser autores es un requisito necesario. Hacerlo en una universidad cuyo nombre es el de uno de los mayores humanistas de la historia de nuestra Lengua es un deber. Es por todo esto por lo que el Centro de Escritura Nebrija llega a la universidad para ayudar a escribir lo que quieras decir.

 

Ana Heredero

Centro de Escritura Nebrija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *