Comp. transv.

e-Learning: Retos y competencias transversales

Desde hace más de veinte años convivimos con la enseñanza online. Las tecnologías de la información, el uso de internet y la comunicación, han influido los modelos pedagógicos en el marco del contexto de enseñanza y aprendizaje creando cambios y retos en todos los niveles de la educación, desde los más básicos hasta el entono académico-universitario.

Los primeros cursos realizados en modalidad online datan del año 1996 y fueron creados para complementar la educación a distancia. Sin embargo, el e-learning marca diferencias importantes del modelo tradicional de educación a distancia. La primera es que el proceso de enseñanza y aprendizaje se desarrolla a través de recursos tecnológicos y virtuales, por lo que el uso de internet es indispensable para acceder a los contenidos y actividades de formación. Otra de las diferencias es que la interacción y comunicación son fundamentales, esto hace necesario el papel del docente, tutor, gestor y/o facilitador, quien garantiza la calidad del diseño pedagógico y favorece la interacción durante el proceso de aprendizaje.

El e-learning demuestra que la educación está viva y que tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades y desafíos actuales, transformando las aulas en espacios multiculturales de interacción y conocimientos, lo cual conlleva asumir retos tecnológicos, pedagógicos y mentales, salir de la zona de confort, auto-disciplina y exigencia. “Duele. Merece la pena”, tal como lo recogió la campaña de Global Campus que puedes ver aquí: https://bit.ly/2WZRBAE.

La formación online y sus agentes activos se enfrentan día a día a los siguientes retos:

  • Tecnológicos: cada año está lleno de novedades e innovación tecnológica. La velocidad en crear aplicaciones y programas genera otras tendencias que nos obligan a aprender y desaprender continuamente.

  • Pedagógicos: la interacción docente y estudiante es substancial en esta modalidad. El docente adapta su método educativo, crea espacios de comunicación y contenido atractivo para las plataformas. El estudiante gestiona su proceso de aprendizaje, a mayor implicación y participación, mayor aprendizaje y satisfacción.  
  • Mentales: quizá sea el reto más difícil de superar, aparece como dudas, miedos previos a la formación o durante el proceso.

 ¿Será que si puedo con esto? ¿Esto si va a funcionar? ¿La educación online es de calidad? ¿Cómo podré organizar mi tiempo?


Todas estas preguntas tienen sus respuestas… Dentro de uno mismo y asumiendo los retos pueden ser reveladas.

Cuando se viven los retos de forma consciente, se desarrollan competencias transversales que van más allá del contenido teórico-práctico de la misma formación. El e- learning educa para la vida, transformando a las personas y generando un cambio positivo en la sociedad.


Dabbagh y Kitsantas (2012)[i] sostienen que la formación en línea es un entorno educativo ideal para desarrollar habilidades de autorregulación; como: la gestión y organización del tiempo, auto liderazgo, toma de decisiones, regulación del esfuerzo, motivación. En resumen, el alumno se convierte en el coach de su propio proceso, poniendo a prueba sus habilidades mentales y desarrollando nuevas competencias que le permitirán desenvolverse en equipo y a nivel personal. Sin duda, el e-learning es una inversión sostenible que perdura en el tiempo.

Mayra L. Angarita

Facilitadora de Global Campus


[i] DabbaghKitsantas – The Internet and higher education, 2012 –

5 COMENTARIOS: “e-Learning: Retos y competencias transversales

  1. Chévere el artículo, interesante información, estoy de acuerdo respecto a que la educación y la tecnología hoy en día van muy de la mano para el aprendizaje autónomo y moderno, desde que este modelo de educación y tecnología a distancia empezó a desarrollarse en el 96 ha logrado tener éxito con el aprendizaje de las personas que lo aplican a conciencia.

    1. Genial y completo artículo, me parece muy interesante que destaques las habilidades de autorregulación que se desarrollan en la enseñanza online pues parece que a veces solo se tiene en cuenta lo que se pierde con este tipo de formación y no lo que se gana…

    2. He vivido la evolución del e-learning desde sus inicios. Participé en proyectos de implementación de plataformas e-learning para empresas. Viví (y en ocasiones fui abanderada) la duda de la efectividad de este tipo de educación. Y hoy soy su más fiel defensora y usuaria. Me parece una opción maravillosa y me parece que abre un mundo de posibilidades, al eliminar las barreras geográficas. Excelente artículo. Gracias Mayra.

  2. Buena reflexión frente al modelo actual educativo en muchos países. Antes veíamos el E-learnig en ámbito universitario, sin embargo hoy las escuelas hacen uso de ella a causa de la emergencia sanitaria, por tanto es válida que también es un gran canal para aprender. Creo que aquí lo importante es la consciencia de quien aprende frente al método, pues la capacidad de hacer de coach en su mismo proceso debe ser gestionada desde el instante en que se decide aprender desde la virtualidad.

  3. Excelente artículo. La educación en línea es un gran reto por la velocidad de programas que se generan pero las barreras mentales nos la ponemos nosotros cuando pensamos que no podemos estar a la altura de las innovaciones tecnológicas, pero como bien dices está en uno mismo asumir esos retos y ver los grandes beneficios que nos da la educación en línea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *