El uso de Twitter para el desarrollo profesional de profesores en formación

 

Autora: Mercedes Pérez Serrano

 

A lo largo del primer semestre de este curso 18-19, los alumnos de la asignatura Enfoque comunicativo y aprendizaje por tareas del Máster Universitario en Enseñanza Bilingüe han estado trabajando en el proyecto titulado El uso de las redes sociales para el desarrollo profesional.

El objetivo de este proyecto de innovación docente es, en primer lugar, desarrollar la competencia digital docente, competencia ineludible hoy en día en la formación de profesores y que, podría definirse como “el uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de información y comunicación para alcanzar los objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el tiempo libre, la inclusión y la participación en la sociedad” (INTEF, 2017: 12).

A través del uso de la red social Twitter, se ha promovido en este proyecto que los alumnos:

  • vayan más allá de los contenidos planteados en la asignatura;
  • busquen, filtren, evalúen, almacenen y compartan información y contenidos digitales relacionados con la enseñanza del inglés como lengua extranjera o como lengua de instrucción;
  • interactúen entre ellos, con la profesora y con otros colegas de profesión en este entorno digital;
  • que gestionen su identidad digital de forma competente.

La idea original de este proyecto nace de otro proyecto de innovación creado por la profesora (asociada en esta casa) Reyes Llopis para la clase de español como Lengua extranjera. En nuestro caso, los alumnos -profesores de inglés en formación- debían cumplir con los siguientes requisitos para la realización del proyecto:

  • Crearse una cuenta en la red social Twitter si no la tenían antes. Se les comenta siempre que pueden usar la que ya tengan o crearse una para el proyecto. Se habla en clase de cuestiones útiles que este proyecto les puede aportar de cara a su desarrollo como profesores con competencia digital como la gestión de su identidad digital y la creación de un portfolio. En clase se hace por parejas un test preparatorio que tiene por objetivo la autoevaluación de su propio conocimiento de esta red social y la puesta en común con toda la clase.
  • Se les ofrece apoyo en el manejo básico de esta red social a través de la misma profesora y de otros recursos externos como glosarios o videos explicativos.
  • Se les pide que escriban su nombre de usuario en un documento compartido con toda la clase y se sigan unos a otros. Asimismo, como tarea preparatoria, tienen que buscar diez cuentas de Twitter que sean relevantes en el mundo de la enseñanza de inglés como lengua extranjera. Esta segunda indagación les permitirá hacerse una idea de qué tipo de interacciones y qué información se comparte en Twitter en su área de especialidad.
  • Es en este momento cuando los alumnos comienzan a tuitear. Lo harán durante 5 semanas, teniendo que cubrir las tres diferentes áreas establecidas por la profesora:
    • Información, artículos, recursos para profesores o vídeos relacionados con la enseñanza del inglés como lengua extranjera. De esta forma aprenderán a buscar en la inmensidad del mundo 2.0, a filtrar y a compartir contenidos e información que consideran relevante para sus compañeros en formación y para otros colegas en formación. El requisito es que emitan 2 tuits por semana en esta área y que compartan los recursos siempre con un comentario propio.

Imagen: Tuit de @lvarogp1 (2018, 2 de diciembre). Fuente: Twitter.

 

  • Eventos de formación de profesores. El objetivo es que los profesores en formación estén al tanto de qué eventos formativos para profesores ofrecen las distintas instituciones, editoriales, etc. y se los den a conocer al claustro tuitera. Deberán escribir dos tuits por semana al respecto y comentar dos tuits de los compañeros.

 

Imagen: Tuit de @MiguelSahuquil (2018, 20 de noviembre). Fuente: Twitter.

 

  • Asistencia a un evento de formación. De los eventos compartidos por ellos mismos o por sus compañeros, deberán elegir uno al que asistir y tuitear (al menos cinco tuits) sobre dicho evento: información práctica sobre el mismo, sobre su contenido, sus impresiones, etc. La idea es fomentar que usen la etiqueta o hashtag que suelen tener este tipo de eventos de formación y que interactúen con colegas que también asistan a él más allá de sus compañeros de clase. Asimismo, deberán comentar a dos tuits de sus compañeros sobre eventos a los que ellos asistan.

Imagen: Tuit de @AlbaEspinar (2019, 11 de enero).. Fuente: Twitter.

 

Todos los tuits que escribieron los masterandos llevaban la etiqueta #CATBL18, que son las siglas de la asignatura en inglés (Communicative approach and Task based learning). De esta forma se pudieron localizar entre ellos y seguir el contenido que iban tuiteando sus compañeros.

Al finalizar las cinco semanas en las que se enmarcó el proyecto, se propone a los alumnos que creen un Momento recopilando todos sus tuits y aquellos de los compañeros, instituciones u otros colegas a los que han comentado. Esto se realiza con una herramienta que ofrece esta red social a tal efecto. Este Momento les permitirá organizar las evidencias que avalan su Competencia Digital Docente de cara a la construcción de un Porta-Evidencias para su Portfolio como profesores digitalmente competentes. Aquí se puede ver cómo queda uno de los momentos creados por un estudiante.

Otro de los objetivos del proyecto era promover la reflexión sobre el propio proceso de aprendizaje. Así, una vez terminado el proyecto, se les pide a los alumnos que escriban un ensayo y den una presentación oral al resto de la clase respondiendo a las siguientes preguntas:

¿Cómo puede el conocimiento compartido contribuir al desarrollo profesional de los profesores? ¿Qué tuitearon tus compañeros que te hiciera reflexionar sobre tu profesión? ¿Ha cambiado tu opinión sobre las redes sociales después de la realización de este proyecto? ¿Te has dado cuenta de alguna cuestión a este respecto que no habías considerado antes? ¿Qué has aprendido con esta experiencia?

Hemos extraído algunas de las reflexiones que nos parecen más relevantes de cara a extraer conclusiones sobre las implicaciones pedagógicas del proyecto.

Una estudiante relataba en su ensayo final cómo un tuit de una compañera había resultado en la creación de un proyecto para su clase:

“One of my classmates had posted an article about a Halloween story and it eventually turned into a whole new exciting project that I led with my students. These types of posts definitely stimulated my creativity and motivation and brought life into my classroom”, Sarah Nichols, Ensayo final.

Varios alumnos relataron cómo, pese a haber comenzado este proyecto con ciertas reservas, después han podido hacer balance para comprobar 

“I started this project with some reluctance, I have never believed that social networks could be useful but thanks to this opportunity I have changed my opinion partially. I’ve learned and shared a lot of things that I can use as a teacher in a near future” Gonzalo Gil, Ensayo final.

Otra alumna expuso una relación de cuentas de Twitter que le han resultado útiles para encontrar recursos:

 

Imagen: Presentación final de Alessandra Vallejo. Fuente: Twitter.

 

Como podemos ver, los beneficios de este proyecto se han visto reflejados en directamente en aspectos como: las prácticas pedagógicas de los profesores en activo (se han llevado a la práctica algunas de las ideas intercambiadas); en la propia formación de los mismos a través del intercambio de información; en la dotación de herramientas para su formación continua y en el futuro, puesto que han descubierto herramientas, cuentas de Twitter y usuarios a los que seguir que contribuirán positivamente en su formación.

 

Mercedes Pérez Serrano

Profesora del Departamento de Lenguas Aplicadas

Universidad Nebrija

 

 

Referencias:
INTEF (2017). Marco Común de Competencia Digital Docente – Septiembre 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *